¿Quién ha decide que no podemos hacernos ciertas preguntas? • ¿Quién ha dicho que todo es blanco o negro y no nos deja matizar?

jueves, 29 de septiembre de 2011

Querida Constitución, por suerte eres papel mojado

Gracias al nuevo y ocurrente artículo 135.3 de la Constitución Española, el país se va a parar en seco. Ya no solamente ocurre que vayan a parar temporalmente hospitales y escuelas. No. No sólo se cerrarán plantas y vaciarán las aulas. Van a pasar más cosas. Porque ahora lo dice la Constitución. Lo primero es pagar lo que debemos a los bancos y luego ya vemos de llenar el mostrador, como si el Estado fuese una charcutería.

Según el nuevo artículo, no se pueden pagar los sueldos de los funcionarios hasta que la deuda del Estado quede saldada. Cero, nada. Parece que fue ayer cuando les bajaron el sueldo un 5% y levantaron la voz durante unos días, acusándose unos a otros de que no todos los funcionarios son iguales. A partir de hoy, ya no sólo les quitarán pagas extra y les bajarán más de un 30% el sueldo, como en Grecia. Directamente no cobrarán hasta que la deuda (interés y capital) esté liquidada. 

Por la misma regla de tres, las oficinas de empleo van a tener que cerrar unas semanas, o tal vez meses, porque simplemente levantar la persiana supone un lujo que el Estado, con la nueva Constitución, no se puede permitir. Así, ese 25% de parados (1 de cada 4 curritos) se encuentra a un tris de dejar de recibir la prestación, quedándose en calzoncillos para cuando llegue el banco a robarles la casa. Y mira que llevan tiempo buscando curro, algunos ya más de dos años. Pero bueno, no importa, los de larga duración tampoco verán ya ni de lejos los 400 euros y directamente se morirán de hambre. A más tocamos los vivos.

En cuanto al Ejército Español, evidentemente tendrá que quitarse de lo de las maniobras. Únicamente el amor a la patria que los caracteriza evitará que monten un cisco golpista cuando vean menguar sus cuentas de ahorro hasta la zona roja de la cartilla. Me pregunto a qué sabe un caldo hecho con Tomahawks.

Un caso aparte es la policía, cuyo patriotismo quedó en entredicho desde el mismo momento en que se pusieron a organizarse en sindicatos. ¿Quién va a encargarse ahora de perseguir a los manifestantes del 15M y todos los demás indignados que vendrán a partir de ahora? Nadie. Los policías serán de los primeros en abocarse a la huelga un día después de buscar sin resultados sus nóminas en la columna del haber. Es lógico, están hasta los huevos de tener que perseguir a los que podrían ser sus hijos y hermanos, mientras los delincuentes de verdad se van de rositas. A ver quién saca ahora la porra a pasear, se preguntan los políticos; a ver quién nos defiende, se lamentan los diputados.

En la Casa Real, que también ellos están fuera del presupuesto, no debe importarles demasiado. El rey no ha tenido empacho en firmar el cambio en la Carta Magna, una cambio que le deja sin un duro a él y a toda su familia numerosa, mientras todos nosotros, los niños de la transición, que habíamos llegado a creer que era casi un superhéroe omnipresente porque lo veíamos encima de la pizarra todos los días, esperábamos una acción fabulosa en plan 23F que nos defendiera de esta dictadura silenciosa que vienen practicando Los Mercados desde hace un par de décadas, desde que Reagan y la Thatcher empezaron a mirar para otro lado. Ay, Majestad, hoy hay más republicanos que ayer, pero menos que mañana. 

Los abogados de oficio no recibirán tampoco un duro durante unos meses y, como son muy listos, pues van a privatizarse a sí mismos en lo que canta un gallo. Quien quiera defenderse ante la ley, que lo pague. Ninguna novedad, por tanto. Hace siglos que ya pasa: los ricos tienen mejores abogados que los pobres. Simple. 

Y otra cosa que tampoco nos tiene que preocupar son los presos, que ya no comerán en las cárceles, porque el presupuesto del cátering se ha disuelto como el humo del tabaco de liar. No les va a dar tiempo ni a amotinarse: serán los funcionarios de prisiones, que tampoco cobran, los que les abran las rejas y les dejen salir como gorriones de la jaula. Qué importa.

En cambio, sí nos preocupa y mucho lo que pueda ocurrirles a los políticos: ya no van a cobrar sus suculentos emolumentos y todo tendrá que ser a base de maletines y cazos. Lo van a pasar mal. Si ya les cuesta esconder esos "regalos", imagínate ahora que no van a poder hacerse ricos de manera legal. Lo que más sorprende es que hayan tirado piedras en su tejado sin advertirlo. O sí lo saben. Tal vez haya gato encerrado y el nuevo artículo 135 no sea igual para todos. 

Lo de la congelación de las pensiones de mayo de 2010 ha pasado a ser una bendición. Evidentemente tampoco hay pasta para pagarlas durante, pongamos… seis meses. Ya sabe, abuelo, primero hay que pagar la Deuda Española, lo pone la Constitución que usted firmó allá por el año 1978, cuando era usted un chaval. ¿Y por qué no han hecho un referéndum, hijo, si iba a pasar todo esto? Pues hombre, el cambio ha sido gordo, pero bueno, tampoco es para tanto: piense que montar unas elecciones es muy caro y el problema es el acoso de los mercados exteriores que han presionado a los gobiernos para… Espera, hijo, espera: si montar unas elecciones sale caro, ¿cómo vamos a organizar el 20N?, ¿con qué dinero?

Podríamos seguir: aeropuertos, trenes, geriátricos y guarderías, pymes en general, dependientes, drogodependientes, agricultores, ganaderos, cajas de ahorros, subvenciones, ayudas, partidos, sindicatos… Nadie sacará nada del Estado hasta que no acabemos de pagar la Deuda Pública. Y aún tenemos que rezar para que la Deuda Privada no la tengamos que pagar también, como por arte de magia, entre todos. Algunos dicen que ya lo hemos hecho rescatando a los bancos, pero la Constitución no dice nada sobre esto, ni la vieja ni la nueva. Ahora bien, nunca se sabe, igual empiezan ahora a tomarse en serio la Carta Magna y nos vemos abocados a la quiebra total del Estado, porque no hay por donde cogerlo. Mira que parecían saber lo que hacía los políticos: ¿no tenían un montón de "expertos" que les asesoraban? Ellos, en su infinita sabiduría, redactaron el artículo 135.3: 

El Estado y las Comunidades Autónomas habrán de estar autorizados por Ley para emitir deuda pública o contraer crédito.

Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y SU PAGO GOZARÁ DE PRIORIDAD ABSOLUTA. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión.

El volumen de deuda pública del conjunto de las Administraciones Públicas en relación al producto interior bruto del Estado no podrá superar el valor de referencia establecido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

¿Acaso soy yo el único español al que asusta tanto eso de que el pago de la deuda pública gozará de prioridad absoluta?

6 comentarios:

Daniel Turambar dijo...

Pues sí, antes muerto que moroso, por lo visto

Raúl Campos dijo...

No te da la impresión a veces de estar sólo en esto, Daniel? Es como una conversación privada, como si supieras que nadie anda por aquí. Con tu blog pasa lo mismo. Comentarios cero. En fin. La revolución es soledad.

Lucía Robles dijo...

Pues no estás solo, yo pasaba por aquí a fisgonear, jaja.

Un beso.

Lorenzo Garrido dijo...

Me ha gustado mucho el artículo. Muy puesto en la realidad de las cosas.

Lucía Robles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raúl Campos dijo...

Gracias a todos. No pretendo saber más que nadie y seguramente me equivocaré en miles de cosas. Pero lo que no haré será quedarme callado ante cualquier cosa que entienda como injusticia. Podré equivocarme y sabré rectificar, sin embargo no creo que este sea el caso. El mundo que se avecina no es halagüeño. Si España quiebra, el parón va a ser de guerra civil y los únicos que verán pasta serán los bancos. Y PPSOE lo ha hecho para sacarnos de esta, dando confianza a los mercados, se supone: pues rezo para que les salga bien, porque si no, lo vamos a pasar todos muy mal. Y cuando digo todos, me refiero al 95% de la población europea.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...