¿Quién ha decide que no podemos hacernos ciertas preguntas? • ¿Quién ha dicho que todo es blanco o negro y no nos deja matizar?

viernes, 12 de octubre de 2012

El premio Nobel de la Paz, un impulso para el euro

Cuando Angela Merkel dice que el Nobel de la Paz para la Unión Europea es un "impulso para el euro" no sé yo si se refiere concretamente a este tipo de impulso. 

jueves, 4 de octubre de 2012

Cuatro facturas y un funeral

Factura 1: DEUDA ANTERIOR
(pública, pero sobre todo privada).

Factura 2: RESCATE A LA BANCA
(54.000 millones de euros que tendremos que devolver).

Factura 3: BANCO MALO
(conversión del grueso de la deuda privada en deuda pública).

Factura 4: RESCATE TOTAL
(a saber cuánto y en qué condiciones).

España va a tener que pagar cuatro facturas por los rescates y actuaciones de sus gobernantes.

Y un funeral: el de la SOCIEDAD ESPAÑOLA, que va a necesitar da al menos dos décadas para volver a levantar cabeza después de todo lo que han hecho el PP y el PSOE.

viernes, 15 de junio de 2012

Antes la culpa era de ZP; ahora súbitamente la tiene Alemania

En la plaza había varios millares de personas, incluyendo mil niños de las escuelas con el uniforme de los Espías. En una plataforma forrada de trapos rojos, un orador del Partido Interior, un hombre delgaducho y bajito con unos brazos desproporcionadamente largos y un cráneo grande y calvo con unos cuantos mechones sueltos atravesados sobre él, arengaba a la multitud. La pequeña figura, retorcida de odio, se agarraba al micrófono con una mano mientras que con la otra, enorme, al final de un brazo huesudo, daba zarpazos amenazadores por encima de su cabeza. Su voz, que los altavoces hacían metálica, soltaba una interminable sarta de atrocidades, matanzas en masa, deportaciones, saqueos, violaciones, torturas de prisioneros, bombardeos de poblaciones civiles, agresiones injustas, propaganda mentirosa y tratados incumplidos. Era casi imposible escucharle sin convencerse primero y luego volverse loco. A cada momento, la furia de la multitud hervía inconteniblemente y la voz del orador era ahogada por una salvaje y bestial gritería que brotaba incontrolablemente de millares de gargantas. Los chillidos más salvajes eran los de los niños de las escuelas. El discurso duraba ya unos veinte minutos cuando un mensajero subió apresuradamente a la plataforma y le entregó a aquel hombre un papelito. Él lo desenrolló y lo leyó sin dejar de hablar. Nada se alteró en su voz ni en su gesto, ni siquiera en el contenido de lo que decía. Pero, de pronto, los nombres eran diferentes. Sin necesidad de comunicárselo por palabras, una oleada de comprensión agitó a la multitud. ¡Oceanía estaba en guerra con Asia Oriental! Pero, inmediatamente, se produjo una tremenda conmoción. Las banderas, los carteles que decoraban la plaza estaban todos equivocados. Aquellos no eran los rostros del enemigo. ¡Sabotaje! ¡Los agentes de Goldstein eran los culpables! Hubo una fenomenal algarabía mientras todos se dedicaban a arrancar carteles y a romper banderas, pisoteando luego los trozos de papel y cartón roto. Los Espías realizaron prodigios de actividad subiéndose a los tejados para cortar las bandas de tela pintada que cruzaban la calle. Pero a los dos o tres minutos se había terminado todo. El orador, que no había soltado el micrófono, seguía vociferando y dando zarpazos al aire. Al minuto siguiente, la masa volvía a gritar su odio exactamente como antes. Sólo que el objetivo había cambiado.

George Orwell, 1984

miércoles, 13 de junio de 2012

Los mundos de Yupi

Rajoy hizo un discurso el domingo 10 de junio de 2012 que parecía de campaña electoral. Como era de esperar se convirtió en el hazmerreír de toda la prensa internacional al cabo de dos días. Se comportó como un presidente bananero, preocupado más por los votos que va a perder (desgaste lo llaman) que en solucionar los problemas de España y Europa, que es lo que sus votantes, ingenuamente quizás, le mandaron el 20N. Dijo que presionó a Europa, que estaba todo resuelto y que se iba a ver el fútbol. En realidad hubiera sido mejor que dijera que la verdadera crisis empieza ahora, que hará todo lo posible para que los mercados no tengan el poder y que priorizará la ayuda a los más desfavorecidos con lo poco que nos quede tras librar esa batalla. Rajoy no solo merece que le tachen de Pinocho, sino que debería ser depuesto inmediatamente y exiliado para siempre a los mundos de Yupi, de los que nunca debió salir.

De Guindos, como todos saben, es un crack de las finanzas. Como Rodrigo Rato, como Cristóbal Montoro, como Elena Salgado, como Pedro Solbes, no lo dudo. Por eso debería haber sabido que los números de Uganda son mejores que los de España cuando recibió el sms de Mariano. Por eso debería haber sabido que amenazar, en plena negociación del Eurogrupo, con tirar a España del tren en marcha no solo era arriesgado, sino también, por lo visto, infructuoso. Entre los papeles a firmar el sábado, estaba el aval de España al rescate que salvará a unos bancos que se tiraron solitos por el precipicio de su avaricia, que siguen y seguirán bailando al son de los mercados, que premiarán como hasta hoy a los gestores de siempre y que sostendrán, como sostuvo las tablas Moisés, las políticas financieras y especulativas que nos han traído hasta aquí. Cuando eres Ministro de Economía y ni te planteas que los “bancos sistémicos” no deberían estar en manos privadas e incontrolables, es que vives en los mundos de Yupi y los mercados no te dejan salir.

Capítulo aparte merecen el Banco de España, la CNMV, las Consejerías Autonómicas de Economía y todas las demás instituciones de control y regulación de los mercados e instituciones financieras. Decir únicamente que han estado todos estos años en los mundos de Yupi sería casi un halago.

Proseguimos. Fátima “Hooligan” Báñez, nuestra Ministra de Trabajo, ve luces al final del túnel donde otros vieron brotes verdes hasta semanas antes de perder las elecciones por goleada. Y podría entender que pretende enviar un mensaje de esperanza a los 6.000.000 de parados que vamos a tener sentados a nuestra mesa estas navidades, pero encomendarse a la Virgen del Rocío no creo que sea una buena forma de fomentar el optimismo. Tampoco jugar con tu hijo al Bubble Shooter parece la manera óptima luchar contra un paro que tiene intención de convertirse en sistémico. A no ser que estés empadronada en los mundos de Yupi, como parece a menudo. Entonces sí se entiende.

Ana Mato, por su parte, ha dicho algo así como que la ayuda a la banca permitirá que el crédito llegue a las PYMES, autónomos y familias, y que facilitará la creación de empleo. Alguien debería decirle que si ocurre algo así será más o menos en 2020, cuando Aznar, ZP, Rajoy, Rubalcaba y, por supuesto, ella misma, sean historia de España. Tanta alegría de la Ministra de Sanidad ante el cierre de ambulatorios y la privatización de hospitales me obliga a pensar que está también en los mundos de Yupi, de donde por desgracia no se espera que salga.

Ahora ya me va quedando claro que los votantes del PP querían ver en Rajoy un Churchill que le parara los pies al Hitler de los mercados, un Churchill capaz de aliarse con Stalin, o con el diablo de ser necesario, para defender a los ciudadanos de los hachazos de Goldman Sachs y demás potencias financieras de Mordor. Sin embargo, en seis meses ha quedado demostrado que Rajoy no es más que un clon de Zapatero. Idénticos en despropósitos, en negación de la realidad y en incompetencia. No me empacha afirmar que los votantes del PP estaban las pasadas elecciones en los mundos de Yupi.

Y no me puedo olvidar de la sociedad española –te guarde dios–, o al menos de la parte de la misma que ha decidido narcotizarse durante estos días de rescate con la Eurocopa, de la que flipa con Nadal (olé) y ya no se acuerda casi del pobrecito Alonso. Alguien debería decirles que animan a una selección de jugadores de fútbol que cobran una pasta gansa, la cual en muchos casos se quedará en un banco de Suiza, que volviendo desde Polonia, a mano izquierda, les pilla de paso. No es culpa de la sociedad, insisto, que tiene derecho a tener circo, faltaría más. Pero me gustaría saber quién les anima a ellos con primas millonarias cuando les bajan el sueldo, cuando les suben las horas o cuando los despiden sin explicaciones. Sería conveniente recordar, mientras el pan se termina, que dejar a la sociedad a la intemperie en los mundos de Yupi suele terminar como el rosario de la aurora, al menos, en nueve de cada diez casos.

martes, 12 de junio de 2012

Completa la serie

Ejercicio 1. Economía mundial. Completa la serie siguiente:

a) Los Promotores Inmobiliarios son rescatados por los Bancos.
b) Los Bancos son rescatados por los Estados.
c) Los Estados son rescatados por Europa.
d) Europa es rescatada por…

Si no sabes la respuesta, puedes seguir viendo la Eurocopa tranquilamente.

Si la sabes, avisa cagando leches a Rajoy, Merkel, Hollande, Monti, Draghi y los demás, porque es evidente que son ellos los que están viendo la Eurocopa.

Si te gusta este post, no dudes en copiarlo y pegarlo en tu muro, en tu blog o RT en Twitter.

lunes, 11 de junio de 2012

Quitar vendas, alumbrar hemerotecas y taquigrafiar la realidad

Esta mañana he oído a Juan Ramón Lucas, en su programa diario En días como hoy, de Radio Nacional de España, ciertas afirmaciones con las que estoy en profundo desacuerdo. Vaya por delante que me parece fantástica la labor de servicio público que están haciendo, y vaya por delante que mi humilde reprimenda sólo pretende aportar algunos matices al discurso de una radio que ya quisieran para sí muchos otros europeos.

Ha asegurado Lucas categóricamente que el rescate es para la Banca. Permítaseme que discrepe. En realidad la recapitalización se hará a través del FROB, que será el encargado de distribuir el dinero. Así, el Estado avala dicha recapitalización, digan lo que digan; y se ha tenido que hacer con fondos europeos, simple y llanamente porque España entraría en quiebra técnica sin ese apoyo. Los mercados, que saben tanto como las hienas, dejaron claro ayer lunes que no se fían de nadie, ni de España, ni de Grecia, ni de Italia, ni de Europa.

Además, los bancos que van a necesitar el rescate son los intervenidos, o sea que son del Estado, así que también por ese lado es como si se rescatase a España, como principales accionistas de los bancos en mal estado. Todos los demás ya se han apresurado a negar que necesiten el dinero. Miran al pupitre para que el profesor no los saque al encerado.

Por si esto fuera poco, gracias a esta conversión de la deuda privada en deuda pública –deuda pública que era de lo poco que nos diferenciaba para bien de los demás países europeos– vamos a conseguir que se acerque peligrosamente al 100% del PIB. Eso, digan lo que digan, es deuda sobre deuda sobre deuda que pagarán nuestros nietos, sean banqueros o no.

Para terminar, me parece increíble que sigan los periodistas y sigamos los españoles creyendo a pies juntillas a los que dijeron que el agujero era de 4.000 millones, luego 24.000, más tarde 40.000, ahora ya van por 80.000… Son los mismos que dijeron que el sistema financiero español era el mejor del mundo y que había brotes verdes. Los mismos que obligaron a las cajas a morir de éxito en Madrid, Valencia, Cataluña o Galicia patrocinando megalomanías. Los que ven luces al final del túnel mientras se encomiendan a la Virgen del Rocío y juegan al Bubble. Son los mismos que ahora dicen que sólo el 30% de las entidades necesitará rescate. Los mismos que aseguran que el rescate viene sin contraprestaciones. Los mismos que aseguran que vamos por el buen camino. Los mismos que decían a finales del siglo pasado que España iba bien, los que afirmaban hace cuatro años que no había crisis mientras se disparaba el paro, y los que hoy afirman que en España no necesitamos rescate mientras, en plena negociación, amenazan a la economía mundial con tirarnos del tren en marcha. Son los mismos que dejaron hacer a los bancos, a los mercados y a los especuladores durante décadas, como si los felices años 20 no hubieran sido una lección de la que aprender todos, no sólo Estados Unidos. Los mismos que ven, vieron y verán victorias donde únicamente hay vergüenza e injusticia.

Si Juan Ramón Lucas y sus compañeros de profesión quieren hacer un verdadero servicio público y social, si quieren ser verdaderos periodistas y no la voz de sus amos, no pueden jugar también a ser políticos y repetir sin más lo que aquellos dicen con tanta desvergüenza, porque los sucesos van desmintiendo punto por punto todo lo que afirmaron. Ese descrédito crónico al que los políticos parecen inmunes, está ya pasando factura a los medios que se olvidan de sus lectores y oyentes y se comportan como simples voceros. La labor del periodismo es quitar vendas, alumbrar hemerotecas y taquigrafiar la realidad. Lo de taparse los ojos al borde de un precipicio deberían dejárselo a los políticos y los economistas, que se les da de miedo.


Discurso de Rajoy, versión descartada y probablemente apócrifa
Análisis de los que saben, si es que en economía se puede saber algo
Algunas claves del rescate desde un punto de vista
Algunas claves del rescate desde el otro punto de vista

PS: El propio Juan Ramón Lucas tuvo a bien responderme en varios tweets:

Ningún español debería vivir sin saber todo esto sobre el rescate


Imprescindible artículo publicado por Juan Torres López en publico.es el 10 de junio de 2012
Primero los gobiernos les crearon las condiciones para que financiaran una burbuja de crédito sin precedentes y con la que han ganado docenas de miles de millones de euros. Dictaron leyes de suelo para que los promotores les pidieran préstamos que financiaran construcciones en todas las esquinas de España, que irían quedándose vacías y sin vender cada vez en mayor número. Aumentaron las facilidades fiscales para promover las ventas y desincentivaron el alquiler y el consumo colectivo de servicios de ocio o residencia.
Solo de 2000 a 2007, los bancos multiplicaron el crédito total destinado a la actividad productiva por 3,1, el dirigido a la industria por 1,8, el de la construcción por 3,6 y por 9 el dirigido a la actividad inmobiliaria. Y eso que cada vez disponían de menos depósitos para generarlo: en 2000 la banca española recibía 1,43 euros en depósitos por cada euro que concedía a crédito, mientras que en 2007 solo 0,76 euros.
No contentos con los beneficios que les daba el negocio inmobiliario que condenaba al monocultivo a la economía nacional, impusieron políticas de bajos ingresos y recortes salariales para que las familias y pequeños empresarios vivieran en el filo de la navaja y tuvieran que endeudarse hasta las cejas.
Pero no contentos con obtener beneficios normales, los bancos utilizaron a sus tasadores para aumentar artificialmente los activos sobre los cuales iban a dar créditos, para así generar más deuda y cobrar comisiones más suculentas y recurrieron a todo tipo de prácticas comerciales predatorias para fomentar el consumo: manejaban a su antojo los índices de referencia, incluían la abusiva cláusula que autoriza al banco a vender el piso en subasta notarial si se produce el impago de la deuda, reclamaban importes elevadísimos por cuentas que creían canceladas, cobraban comisiones leoninas (más que en cualquier otro lugar de Europa) por cualquier cosa, giraban una y otra vez un recibo inatendido por el cliente generando múltiples gastos de reclamación por una misma deuda, embargaban saldos en cuentas corrientes sin respetar lo establecido en la ley… hasta cuatro folios me ocupa el listado de malas prácticas que han recopilado las asociaciones de usuarios, es imposible consignarlas todas aquí. Y eso, por no hablar de las estafas estrella, que han podido suponer un auténtico robo de entre 12.000 y 15.000 millones de euros, si no más, mediante las participaciones preferentes, las cláusulas suelo, etc.
Mientras sucedía todo esto, las autoridades dejaron hacer, consintieron las tropelías bancarias y permitieron que se inflase la burbuja sin cesar, haciendo oídos sordos a todas las advertencias.
El actual Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, decía en 2003: “no existe una ‘burbuja inmobiliaria’ (…) el concepto de burbuja inmobiliaria es una especulación de la oposición que habla insensatamente de la economía de ladrillo y olvida que la construcción es un sector fundamental para la economía del país y en el que trabajan cerca de un millón de personas” (El Mundo 2  de octubre de 2003). Y el más tarde Ministro de Economía, Pedro Solbes, afirmaría que quienes auguraban el riesgo de recesión por esa causa “no saben nada de economía” (El País, 11 de febrero de 2008).
Los dirigentes de uno y otro partido negaban lo que hiciera falta, por muy evidente que fuese para el resto de los españoles, con tal de dejar que los banqueros y los grandes empresarios de la construcción literalmente se forraran a costa de todos los españoles.
El gobernador del Banco de España que había colocado el PP, Caruana, se pasaba por el arco del triunfo la denuncia de sus inspectores que en 2006 le señalaban formalmente que no se hacía nada frente a un endeudamiento creciente y muy peligroso de la banca española. Pero eso sí, no había declaración suya o más tarde de su sucesor, el socialista Férnandez, en la que no reclamasen moderación salarial y recortes de gasto social.
Pero gracias a todo ello, los bancos españoles se convirtieron en los más rentables del universo, justo, eso sí, en la misma medida en que situaban a nuestra economía entre las más vulnerables.
Cuando estalló la burbuja y ya no se iba a poder disimular lo que había pasado, el inmenso negocio que los bancos habían hecho a costa de la deuda, todos consintieron en disimular.
Permitieron que los bancos declarasen en balance los activos dañados a precios de adquisición siendo cómplices así de un engaño descomunal que hirió de muerte la credibilidad de nuestra economía porque, por mucho que Zapatero dijese en septiembre de 2008 -como le dictaban Botín y compañía- que el sistema financiero español era “el más sólido del mundo”, los inversores y prestamistas internacionales sabían lo que de verdad había hecho la banca española.
Los dos grandes partidos, a los que se  suman los de los nacionalistas de derechas de Cataluña y el País Vasco, colocaron en las cajas de ahorros a sus amigos y militantes y crearon una red de oligarquías provinciales que alentó la especulación, extendió la corrupción y que comenzó a llevar al desastre a la gran  mayoría de las entidades, al convertirlas en clones de los bancos privados, sin tener capacidad real ni naturaleza legal para serlo.
Y para facilitar la recuperación de los bancos mas grandes y dejarles a ellos todo el mercado consensuaron la ley de cajas que las llevaba a su bancarización forzada, para provocar cuanto antes su caída y el reforzamiento por esa vía de los bancos más grandes.
Claro que, a cambio, esos mismos partidos han recibido cientos de millones de préstamos para ir ganando las elecciones, ahora uno luego otro, que no devuelven, y han podido colocar en sus consejos de administración, o en los de empresas participadas, a docenas de ex dirigentes o socios.
Luego, cuando el sistema saltaba por los aires porque a los alemanes les consumía el ansia de cobrar los préstamos que con la misma compulsión habían dado a los bancos españoles, todos se concitaron para negar que iban a pedir un rescate. Diez días hace que lo negaba rotundo el presidente Rajoy: “no va a haber ningún rescate de la banca española” (EFE 28 de mayo).
Y cuando lo han pedido, niegan lo que efectivamente han pedido: 100.000 millones de euros para entregar a la banca y que vamos a pagar todos los españoles. Niegan que vaya a tener efecto sobre el déficit y la prima de riesgo, cuando será el Estado quien tenga que devolverlo (¿cómo lo harían unas entidades que se capitalizan precisamente porque no tienen dinero?) y tratan de hacer creer que es algo positivo y una ayuda generosa: “Las noticias que traemos hoy son positivas”, dijo el Ministro de Guindos cuando empezaba la rueda de prensa que dio ayer para anunciar el rescate.
Nos han engañado a todos cuando dicen que van a rescatar a España cuando lo que van a hacer es hundirla para años. Nos han engañado los bancos, nos han engañado los gobiernos del PSOE y del PP. Nos han engañado los dirigentes europeos que están borrachos de ideología neoliberal y no se dan cuenta de que las medidas que toman llevan al desastre a los países que las aplican (¿o acaso es que está mejor la economía de Portugal, por no hablar de los ciudadanos portugueses, desde que fue “rescatada”?). Nos ha engañado el Fondo Monetario que se ha sacado de la manga un informe deprisa y corriendo solo para justificar la decisión ya tomada y en el que cifra las necesidades de financiación de la banca española en una horquilla que sitúa, nada más y nada menos, que entre 45.000 millones y 119.000 millones de euro. ¿En qué quedamos?
Y nos engañarán esta tarde el presidente Rajoy y el Príncipe Felipe si es que definitivamente se han ido a ver el partido de fútbol cuando griten ¡España, España!, porque lo que están demostrando es lo contrario: España, los españoles de abajo, les importamos un pepino. Ellos y el resto de los políticos que han permitido lo que acabo de señalar, junto a los banqueros y los grandes beneficiarios de la burbuja y de la crisis, que tendrían que vivir 500 años más para disfrutar de todo lo que han ganado a costa de los españoles, son los responsables de este engaño descomunal. Hay que pedirles cuentas a todos y echarlos para siempre.

lunes, 19 de marzo de 2012

Sociólogos plebeyos

Tal vez los economistas deberían aprender algo de los sociólogos. Tal vez todos deberíamos aprender algo de ellos.


SOCIÓLOGOS PLEBEYOS es una propuesta de algunos de estos jóvenes maestros, que están empezando a poner algunos puntos sobre algunas íes. No estaría de más que de cuando en cuando, le echaseis un ojo a su página. No hacerlo sería un suicidio rutinario.

Os dejo en este post varios enlaces que os pondrán en contacto con esta iniciativa.

1.- BLOG Sociólogos Plebeyos.
2.- FACEBOOK Sociólogos Plebeyos.
3.- TWITTER Sociólogos Plebeyos.

domingo, 26 de febrero de 2012

Mentas y Ortigas: hoy, Julio Anguita

Julio Anguita, al renunciar a su pensión como exparlamentario, aplicó la máxima de Gandhi "Quiero vivir sencillamente para que los demás, sencillamente, puedan vivir". Porque no todos los políticos son iguales, por mucho que a los rufianes de la política les interese que lo pensemos así.

En este vídeo, diez medidas para salir en la Crisis, factibles con la constitución en la mano. Es más, simplemente aplicando artículos de la Constitución que ahora mismo se saltan a la torera.




En este otro, las lúcidas apariciones de Anguita en 59 segundo de TVE.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Quevedo: Esta es la justicia que mandan hacer

Fui bueno, no fui premiado;
y, viendo revuelto el polo,
fui malo y fui castigado:
ansí que para mi solo
algo el mundo es concertado.
Los malos me han invidiado;
los buenos no me han creido;
mal bueno y buen malo he sido:
más me valiera no ser.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

Viendo que la hipocresía
arreboza delincuentes,
contra el registro del dia
quise pasar a las gentes
por virtud de maldad mía.
Ayunos contrahacía,
ahítos disimulaba,
de milagros amargaba
a las horas de comer.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

Siempre he mentido después
del señor a quien mentía,
y en ley de cortesanía,
peor que aun la verdad es
una mentira tardía.
Di en mentir en profecía,
y aun no alcanzaba a mis amos.
Y entre ciento que mintamos,
mi enredo no es menester.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

Desgraciado lisonjero
soy, si despacio lo miras,
porque adulando severo,
como creen ya mis mentiras,
me temen por verdadero.
Si callo, soy embustero;
si hablo, soy hablador;
poco soy para el señor,
mucho para el mercader.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

He sufrido demasiado
por medrar a lo marido,
y los que me han despreciado
son los que se han enojado
de lo que les he sufrido.
Si me quejo, soy temido;
si no me quejo, no soy;
si doy, pierdo lo que doy,
y si guardo, es no tener.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

Dicen que soy temporal,
si al poderoso me humillo;
si con él me muestro igual,
viene a ser mayor el mal
de presumir competillo.
Si al hablarle me arrodillo,
me riñe y lo llama exceso;
si derecho le hablo y tieso,
oye y no me puede ver.
Ésta es la justicia
que mandan hacer.

Si alguno pretende hacer
mal, y codicia malsines,
y yo me voy a oponer,
los buenos se hacen rüines,
porque sobre en qué escoger.
Malo aun no soy menester,
y es mi desdicha mayor
que otro parezca peor,
sin que otro lo pueda ser.
Ésta es la justicia
que mandan hacer

viernes, 10 de febrero de 2012

Hablar de la justicia

Supongo que hoy es un día para hablar de la justicia. Sin embargo, no tengo muchas ganas.

Podríamos hablar de la delgada línea roja que separa a políticos y jueces y de cómo se pueden hacer las leyes para quitarse de encima a los más incómodos.

Podríamos decir algo sobre cómo, además de hacer las leyes en contra de la justicia, podemos hacer también que los juzgados funcionen como en el siglo XIX. O como en el XVIII, en plan catacumba.

Y podría comentar el tema de las ratas, no las del congreso, sino de estas otras, las que se están comiendo los expedientes y archivos, mientras Hacienda conoce con un sólo clic la marca de nuestra ropa interior. Siempre por el bien de los ciudadanos.

Tendríamos que decir algo de la trama Gürtel y de cómo es posible que el primer condenado de este escándalo sea el juez instructor.

Pero lo que os decía, que no tengo muchas ganas.

viernes, 27 de enero de 2012

Mentas y Ortigas: hoy, Carlos Dávila

Una breve biografía de la Wikipedia.

Fijaros en las fechas y veréis como va coincidiendo la aparición de este señor en medios públicos con los gobiernos del PP allá donde vayan el uno y los otros. De ABC en la prehistoria socialista pasa a RTVE cuando Aznar toma el poder en 1996. De ahí, visiblemente trasquilado tras la debacle del 11-M, se marcha Antena 3 dos años más (¿condenado a galeras?), y más tarde se hace un hueco privilegiado en Canal 9, con su amiguito del alma Paco Camps y en Telemadrid junto a Sáenz de Buruaga. ¿Os dais cuenta de cómo se manipula la televisión española y las autonómicas? Ponen y quitan a unos y a otros según sean de nuestra cuerda o no. Otro daño colateral del bipartidismo.

Y para terminar de escrutar la vida y milagros del Dr. Dávila, un audio de Radio Intereconomía interesante, para conocer al personaje en su salsa (segundo 24, más o menos); y este vídeo para verle el careto cavernario junto al walking dead Manuel Fraga, en una entrevista que no podéis perderos si os gustan las pelis de terror. El discurso del miedo en directo. Descansen ambos en paz.

domingo, 15 de enero de 2012

Nuevo error en el Twitter del PSOE

Otro CM al paro por este tuit. No me extraña. Otro día repasamos los del PP, que molan también, pero la actualidad manda.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...